viernes, 7 de agosto de 2015

Gustav Adolf Karl Closs. Alemania (1864-1938)


Pintor, ilustrador y heraldista.
Hijo de un xilógrafo, siguió adelante con el estudio de su padre en Stuttgart.
Entre 1872 y 1882 concurrió a la Real Escuela de Gramática de Stuttgart en la que realizó sus estudios secundarios. Finalizados éstos, ingresó a la Universidad Eberhard Karls en Tubinga para estudiar ciencias políticas. Allí se graduó en 1886.
Inmediatamente ingresó en la Academia de Bellas Artes de Karlsruhe. Aquí mostró un particular talento para la pintura de paisaje, sin embargo permaneció allí solamente un año, para continuar sus estudios en la Academia de Bellas Artes de Múnich bajo la tutela de Wilhelm von Díez, sin embargo no hay indicios de que haya participado del Movimiento Modernista Alemán. De Díez recibió ese particular énfasis en la iluminación y en el color característico en sus retratos de género. Closs adicionará a este legado su tendencia a la representación realista y detallada para mostrar situaciones lo más genuinas y naturales posible. Al igual que Díez, Closs preferirá representar a personajes marginales en situaciones de la vida cotidiana.


Gustav Adolf Closs. Ex libris para Anton Hase.





Durante este período como estudiante de la Academia de Múnich, Closs realizó algunas ilustraciones para distintos periódicos de renombre.
Concluidos sus estudios, en 1891, volvió a establecerse en Stuttgart.
Realizó ilustraciones para el periódico humorístico Fliegenden Blätter y se convirtió en uno de los ilustradores más requeridos. Para esta publicación trabajó por más de veinte años.
Después de su matrimonio, comenzó a trabajar para la revista Die Lustige Woche que, con una calidad gráfica superior, brindaba mayores posibilidades a sus exigencias artísticas.
En 1898 obtuvo el Primer Premio en el concurso Ludwig Stollwerck.
Además de su trabajo como ilustrador, tarea que le proporcionaba su medio de vida, Closs trabajó como pintor, realizando murales para diversos castillos.
Una de sus más famosas pinturas fue el Roland von Berlin de 1906/1907, encargado por el Káiser Guillermo II, para quien realizó otros encargos. También realizó pinturas para Carlos I de Rumania.
 


Gustav Adolf Closs. Ex libris para Brigitta Freiin Hiller.




En la heráldica también reflejará su particular propensión a la fidelidad histórica y al detalle en el diseño.
Realizó varios ex libris y estampas comisionados por Friedirch von Gaisberg Schöckingen, con quien forjará una gran amistad y trabajará intensamente en el campo de la heráldica. Ambos fueron miembros de la Asociación de Caballeros St. Georgen; una agrupación de nobles germanos cuya finalidad era la de mantener la historia y preservar los intereses de clase; asociación para la cual también realizó un ex libris.
Trabajó para la Asociación Comunal Alemana en calidad de experto heraldista, revisando los escudos de armas existentes, mejorándolos y, eventualmente, creando nuevos.
La tarea de Closs, junto a la labor de Otto Hupp y la Edward Lorenz Meyer, lo ubican como uno de los mejores heraldistas de su tiempo.


Gustav Adolf Closs. Ex libris para Eike von Repkow.


Gustav Adolf Closs. Ex libris para Friedrich von Gaisberg.


Gustav Adolf Closs. Ex libris para Friedrich von Gaisberg.


Gustav Adolf Closs. Ex libris para Friedrich von Gaisberg.


Gustav Adolf Closs. Ex libris para Fritz Hoffmeister.


Gustav Adolf Closs. Ex libris para Karl E. Graf.


Gustav Adolf Closs
Ex libris para Ottilae de Gaisberg


Gustav Adolf Closs. Ex libris para Otto Haak.


Gustav Adolf Closs
Ex libris para Wilhelm von Vangerod.


Gustav Adolf Closs. Ex libris para la Sahlossbibliothek Sahoeakingen.


Gustav Adolf Closs. Ex libris para Friedrich von Gaisberg.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada